CÓMO CUIDAR Y CONSERVAR TUS JOYAS

 

Nuestras joyas están diseñadas y tratadas para durar y mantener su brillo en el tiempo. Aún así, te aconsejamos que sigas estos pasos para no deteriorar tus joyas:

 

— Evita el uso de químicos en tus joyas tales como: perfumes, cremas, etc.

— Evita dejar tus joyas en sitios húmedos como, por ejemplo, el baño. *Nota: en zonas en las que hay un grado mayor de humedad, la joya se puede ver afectada.

— Evita hacer ejercicio con tus joyas. El sudor puede afectar a sus características. También corres el riesgo de que tu joya se enganche o se rompa. 

— Ten cuidado al quitarte la ropa o colocarte tu joya. Un tirón de una cadena o de un pendiente puede hacer que lo rompas o lo pierdas.

— No expongas tu joya al cloro, agua de mar o geles de baño.

LIMPIEZA

 

Puedes limpiar tus joyas de vez en cuando lavándolas con un poco de agua y jabón neutro con un cepillo de cerdas suaves. 

Aconsejamos evitar una limpieza excesiva en las joyas con baño de oro ya que al ser más sensibles, se puede perder parcialmente el baño. 

 

En las joyas de Plata (sin baño de oro), puedes utilizar productos específicos para limpiar plata. Después deberás pasar un algodón y darle un lavado con agua limpia. 

CÓMO GUARDAR LAS JOYAS

 

— Guarda tus joyas por separado para que no se enreden ni estropeen. 

— Puedes usar las cajitas CACTUS COMPLEMENTS o una bolsa de tela para su almacenaje. 

— Cuando viajes, procura usar un joyero de viaje o bolsas separadas para cada una de tus joyas.

IMPORTANTE

No se garantiza que el baño de oro dure para siempre. La rapidez con la que el baño de oro se va depende de muchos factores como por ejemplo el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el mismo nivel de pH de la piel de cada persona. Por estos motivos es recomendable saber que las joyas bañadas en oro requieren más cuidado o bien, si tu experiencia te dice que no te dura, escojas joyas de plata.